miércoles, 23 de noviembre de 2011

En definitiva, me gustas tú.

Sé que probablemente no me perdones por lo que voy a hacer. No, sé a ciencia cierta que no me vas a perdonar, pero sabes que yo no puedo callarme. Lo siento, pero prefiero que te enfades a que me salga una úlcera.

Hoy quiero hablar de ti. De las cosas que me gustan de ti. Ya, ya lo se, cambia esa cara y cierra la pestañita de una vez, tú sabes que no quieres seguir leyendo. Y yo quiero escribirlo. Ya que no te lo puedo decir a ti, necesito soltarlo, y mi blog es mío y me lo follo cuando quiero. Así que largo, fuuu fuuu.

Me gusta cuando duermes. En serio, admiro tu capacidad para dormirte en casi cualquier circunstancia. Y estás realmente guapo dormidito.

Me gusta tu sonrisa. Es fascinante, de verdad. Y el sonido de tu risa, a veces lo echo mucho de menos.

Me gusta que me sorprendas. Sí, te he dicho mil veces que odio las sorpresas, incluso has sufrido las consecuencias. Pero me encanta que me sorprendas porque sabes cómo hacerlo. Y es realmente genial.

Me gustan nuestras conversaciones telefónicas. El "cuelga que te llamo yo". Hablar de todo lo que nos pasa.

Me gusta tu olor. Me vuelve loca. Y me gusta que lo utilices para conseguir cosas sucias.

Me gusta que me digas guarradas. Y que me las hagas.

Me gusta nuestros momentos de aburrimiento y locura. Reirnos por todo, que me hagas cosquillas, que yo intente hacértelas y que acabemos tirados en el sofá agotados de hacer el capullo.

Me gusta la confianza que tenemos. Poder decir cualquier cosa que se nos pase por la cabeza sin ofendernos ni extrañarnos.

Me gustan tus motes cariñosos, incluso el que está prohibido.

Me gusta que te preocupes tanto por mi, y que me dejes que me preocupe yo por ti. Que nos cuidemos y nos mimemos.

Me gusta lo buen amo de casa que eres. Tu maña en la cocina, aunque me lo dejes todo echo una porquería, pero después de comer lo que cocinas, eso deja de importarme. ¡Y sabes hacer la compra!

Me gusta haber encontrado en ti a un amigo incondicional. Que cuando estoy mal aguanta carros y carretas, mi SPM y lo que se ponga por delante, con tal de sacarme una sonrisa. Y siempre lo consigue. Creo que eso es lo que más me gusta de ti.

En definitiva, me gustas tú. Mucho, mucho, y mucho.

Bit.

4 comentarios:

  1. Resumen de la entrada, la etiqueta. ^^

    ResponderEliminar
  2. :)) qué bonito!!!

    Lo que no me queda claro, le has dicho que te gusta?¿:))

    ResponderEliminar